www.semperinfo.com
 

Crecimiento en las ventas de Amazon impulsarán sus acciones.


Los inversores en la potencia de comercio electrónico Amazon.com Inc tienen muchas razones para sentirse emocionados estos días. Las ventas de la compañía están aumentando a medida que la pandemia global del COVID-19 sigue haciendo estragos, obligando a las personas a quedarse en casa y a hacer cada vez más compras online.

Esa fortaleza se pondrá de manifiesto cuando la compañía con sede en Seattle presente sus resultados del tercer trimestre. El informe probablemente mostrará un crecimiento de las ventas del 32% en comparación con el mismo período de hace un año. Las expectativas de crecimiento explosivo han impulsado un enorme repunte de las acciones de Amazon, que ha subido un 73% este año. Las acciones cerraron ayer en 3.286,33, apuntándose una alza del 2,47% en el conjunto de la jornada.


Una de las mayores fortalezas de Amazon: su programa de suscripción de pago. Este programa es el más grande del mundo, con más de 150 millones de miembros de pago en la actualidad. A cambio de una cuota anual, su membresía Prime ofrece envíos gratuitos y rápidos de una gran cantidad de artículos. Los miembros también se benefician de un catálogo de películas, series de televisión y música, así como de ofertas exclusivas para miembros.


Con el tiempo, el programa ha ayudado a atraer a los clientes que en su día utilizaban Amazon para comprar libros y películas. Los inversores están seguros de que los hábitos de consumo provocados por el coronavirus se mantendrán, creando más oportunidades para Amazon. El valor de mercado del gigante del comercio electrónico ha aumentado en más de 700.000 millones de dólares desde sus mínimos de marzo, aproximadamente el tamaño de Facebook. Su capitalización de mercado supera ahora los 1,6 billones de dólares.


La fuerza de la nube


Aunque las ventas online de Amazon generan la mayor parte de los ingresos de la compañía, no es su segmento más rentable. Amazon es también el mayor proveedor de infraestructura en la nube del mundo, y Amazon Web Services (AWS) genera la mayor parte de los beneficios. Como el de AWS es un negocio de alto margen, proporciona a Amazon financiación en efectivo para expandir sus estrategias de negocio, incluidas promociones agresivas y dispositivos de hardware baratos.


La unidad registró un crecimiento del 29% en el segundo trimestre, un aumento del 33% de las ventas durante el primer trimestre y probablemente anunciará otro trimestre robusto pues las empresas siguen llevando sus datos a los servidores proporcionados por Amazon.


Sin embargo, junto con estas condiciones de crecimiento altamente favorables, los costes de Amazon también están aumentando. A medida que avanza la pandemia, Amazon ha gastado miles de millones de dólares en seguridad, contratado trabajadores, aumentado los salarios, mejorado los tiempos de entrega, realizado pruebas médicas a los empleados y estabilizado su cadena de suministro.


La escalada de costes, sin embargo, no debería preocupar a los inversores de la compañía a largo plazo. El fundador y director ejecutivo, Jeff Bezos, ha tenido un buen historial de resultados invirtiendo en nuevos centros de datos y almacenes para ampliar su capacidad de venta online. Estas apuestas han dado sus frutos a lo grande en el pasado, reforzando la amplia ventaja competitiva de la empresa en el comercio electrónico.


En conclusión


Dado el sólido negocio de Amazon, los 36 analistas principales ahora asignan una calificación de compra en Amazon, según TipRanks.com. Bernstein —la última gran empresa de inversión con una calificación de retención— actualizó las acciones en septiembre, citando el reciente retroceso como una oportunidad para posicionarse en largo en las acciones tras no haberse podido recuperar desde marzo.


Cualquier contratiempo temporal podría verse como una oportunidad para que los inversores a largo plazo compren acciones de Amazon.


Información tomada de Investing.com