www.semperinfo.com
 

La cita del día: reunión del Consejo de Gobierno del BCE.


Bolsas indecisas este jueves, pendientes de la cita más relevante del día: la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, que decide tipos de interés. “Esta cita va a ser determinante para que el intento de reacción en las bolsas europeas continentales pueda consolidarse”, explican en Link Securities.


“Si bien en un principio no se espera que el BCE anuncie nuevas medidas de apoyo a la economía de la región -siempre disfrazadas como medidas para impulsar la inflación-, sí esperamos que en la rueda de prensa posterior Lagarde deje bien claro que están dispuestos a actuar tan pronto como en diciembre, reunión en la que el BCE además actualizará su cuadro macroeconómico para la región”, apuntan estos expertos.

“Cualquier otra cosa, como algún anuncio sorpresa en materia de política monetaria o, por el contrario, que Lagarde no termine de ser concluyente con las intenciones del BCE de poner en marcha nuevas medidas no convencionales para impulsar la inflación de la región, pueden provocar fuertes movimientos de los índices bursátiles de la región en un sentido u otro”, destacan en Link Securities. 


“Habrá que ver Lagarde si cambia de opinión y no espera a diciembre como se esperaba con la que está cayendo”, apunta José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets. Para Banca March, sin embargo, “los anuncios quedarían aplazados al mes de diciembre”.


“El BCE debería expresar sus preocupaciones en la reunión de esta semana. La situación del COVID-19 es frágil y la temporada de frío apenas ha comenzado. No está claro si las restricciones recientes son suficientes. Es probable que la inflación subyacente de la Eurozona se debilite aún más, en nuestra opinión, desde mínimos históricos. El Brexit sigue sin resolverse y el fondo de recuperación podría cuestionarse y retrasarse. Estamos seguros de que llegará más apoyo del BCE en diciembre”, afirman en Bank of America.


Por su parte, en Renta 4 consideran que “cada vez crece más la presión para que el BCE aumente sus estímulos monetarios, tal y como se desprende de los últimos comentarios tanto de su presidenta Christine Lagarde como de su economista jefe Philip Lane al afirmar que persisten los riesgos a la baja sobre la actividad económica”.


Esta presión viene derivada, según estos analistas, de varios factores:


1) La ralentización en el ritmo de recuperación debido a las restricciones a la movilidad que buscan contener la expansión del Covid-19.


2) Las presiones desinflacionistas, con el IPC general de septiembre en -0,3% y la tasa subyacente en +0,2% frente al objetivo del 2%.


3) La apreciación del euro, que acumula una revalorización del +11% desde los mínimos de marzo.


“Aún con todo, lo más probable es que el BCE mantenga hoy su política sin cambios y utilice esta reunión para preparar al mercado para el anuncio de nuevos estímulos a final de año, en su reunión de diciembre, con un posible incremento del PEPP en 500.000 millones de euros. En la próxima cita el BCE contará con un nuevo cuadro macroeconómico con las estimaciones de crecimiento e inflación revisadas, incluyendo por primera vez estimaciones a 2023”, añaden en Renta 4.


Miguel Puertas, director de gestión discrecional en Portocolom AV, añade que el BCE, además de “aumentar el volumen de compra de activos”, podría “poner en más negativo el tipo de interés de los depósitos” “Esta falta de actuación podrá decepcionar al mercado y ocasionar caídas adicionales en los índices europeos principalmente”, añade este experto.


Información tomada de Reuters.com