www.semperinfo.com
 

Las sanciones llevan a Huawei a incrementar su inversión en tecnología.

Huawei Technologies ha acumulado participaciones en empresas chinas de semiconductores y otros negocios de tecnología mientras refuerza su cadena de suministro frente a la presión de Estados Unidos. Habo Investments, creada por Huawei en abril de 2019, ha cerrado 17 acuerdos para comprar participaciones en empresas tecnológicas chinas desde agosto del año pasado, según registros públicos.

El brazo de inversiones de la firma se estableció en respuesta a lo que el presidente rotativo de Huawei, Guo Ping, describió la semana pasada como "supresión" por parte de E.E.U.U. tras la escalada de las restricciones, que han privado a Huawei de los suministros de muchos chips del extranjero y le han impedido fabricar los suyos propios.


"Dado que Huawei es sólo una empresa, utilizamos la inversión y la tecnología para ayudar a madurar a nuestros socios de la cadena de suministro", indicó Guo.


La empresa se ha convertido en una de las principales razones del deterioro de las relaciones entre E.E.U.U. y China, ya que la Administración de Donald Trump alega que el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo podría espiar para Pekín, algo que Huawei ha negado en varias ocasiones. El impulso inversor de la firma también coincide con los esfuerzos del Gobierno por potenciar el sector de los semiconductores en China, que todavía está por detrás de los principales productores de chips, como Estados Unidos, Corea del Sur y Taiwán.


PERSIGUIENDO CHIPS


Si bien las inversiones podrían ayudar a Huawei en el futuro, los analistas dicen que hasta ahora no han contribuido demasiado a paliar las deficiencias en la cadena de suministro, que están socavando su otrora floreciente negocio de teléfonos inteligentes y que podrían llegar a amenazar sus negocios de equipos de red básica. "Llevará mucho tiempo", explica un inversor chino de chips. "Pero no tienen demasiadas opciones, por lo que deben recurrir a la inversión en el exterior".


Huawei declinó hacer comentarios sobre las operaciones de inversión de la compañía. La mayoría de los acuerdos de Habo Investment han sido con empresas chinas fabricantes de chip, algunas de las cuales se han convertido en parte de la cadena de suministro de Huawei.


Vertilite, que fue fundada en 2015 y recibió una inversión de Huawei este año, fabrica sensores VCSEL que alojan la tecnología de reconocimiento facial en cámaras. La compañía no respondió a una solicitud de comentarios, pero uno de sus inversores apuntó que los sensores de Vertilite se utilizan en varios teléfonos móviles de Huawei.


En cualquier caso, muchos de los negocios que Huawei ha respaldado están todavía en una fase temprana de desarrollo. Las recientes inversiones marcan un cambio de ritmo y de táctica para Huawei, aumentando la frecuencia de dichas transacciones y centrándose en empresas nacionales en lugar de extranjeras.


"A Huawei le gusta realizar su propia investigación y desarrollo. Por lo tanto, la inversión o adquisición se lleva a cabo sólo como último recurso. Por eso tiende a dirigirse a empresas tecnológicas estadounidenses o europeas", resume un exempleado de Huawei que en su día ayudó a buscar objetivos de adquisición.


Información tomada de Investing.com